En su libro ‘El país donde florece el limonero’, publicado en 2017, Helena Attlee guía al lector a lo largo de un viaje maravilloso: el de los cítricos. Esta erudita inglesa, enamorada de los naranjos, recorre Italia y otras zonas del sur de Europa buscando los cítricos más raros y su huella en la cultura mediterránea. Y es que las naranjas internacionales son algo fascinante: una fruta que, allá donde ha llegado, se ha adaptado al terreno, produciendo variedades cada vez más ricas y llamativas.

Un viaje por el universo de la naranja nos hará recorrer toda la cuenca mediterránea, pero también nos llevará a Brasil, que hoy es el mayor productor del mundo, o a Sudáfrica, Estados Unidos, Marruecos o Argentina. Y es que la naranja ha seducido a todo el planeta, hasta el punto de que actualmente los cultivadores son capaces de ofrecer naranjas al mercado todo el año. Este esfuerzo técnico se ha logrado gracias al dominio de las variedades y a una gran tarea de moldeado que ha conseguido que las naranjas se adapten a las necesidades de los consumidores.

Un viaje por el universo de la naranja nos hará recorrer toda la cuenca mediterránea, pero también nos llevará a Brasil, que hoy es el mayor productor del mundo, o a Sudáfrica, Estados Unidos, Marruecos o Argentina. Clic para tuitear

España, el principal productor de Europa

Naranjas españolas

Nuestro viaje empezará en España, donde la Comunidad Valenciana, Murcia y el Valle del Guadalquivir exhiben el músculo productor de nuestro país, uno de los principales exportadores del mundo. Pero es Valencia la cuna de la naranja española, y también el lugar de procedencia de algunas de las variedades más conocidas.

Allí se empezó a cultivar, por ejemplo, la variedad ‘Navelina’ en la primera mitad del siglo XX. Fue introducida por la Universidad de California y pronto se extendió por todo el sur. Esta naranja es una de las más conocidas del grupo de las naranjas ‘Navel’. Este amplio grupo de naranjas incluye algunas de las variantes más apreciadas por los consumidores. Se caracterizan porque en la parte inferior de la naranja parece crecer un ombligo protuberante. En realidad, es otra pequeña naranja que se forma dentro de la principal y que adopta esa forma. Dentro de este grupo está la Navelina, pero también otras muchas, como la Navel Lane Late, la Foyos o la Powell.

Por su parte, Valencia también acoge algunas variedades muy conocidas del grupo de las naranjas blancas, especialmente valoradas por ser naranjas para zumo de mucha calidad, con piel fina y pocas semillas. De hecho, estas naranjas también se denominan ‘Valencias’ y en su grupo se encuentran variantes como la Valencia late, que es tardía, la Salustiana o la Barberina.

El tercer gran tipo de naranjas también tiene presencia en España. Se trata de las Sanguinas, que se caracterizan por su pulpa roja. En Andalucía, que cultiva casi la mitad de la producción española, también están muy extendidas las naranjas de tipo Sanguinello, una variante aparecida en España en 1929.  Pero, sobre todo, en el Valle del Guadalquivir se cultivan los tipos Navel y las Valencias.

Italia, las naranjas rojas

Naranjas rojas

Esas naranjas rojas Sanguinas son la estrella de los campos de naranjas de Italia, especialmente de Sicilia, donde la llamada arancia rossa es todo un estandarte. En el país trasalpino cultivan sobre todo dos variantes de naranja Sanguina: Moro, que es muy reciente; y Tarocco, de carne más bien rosada y extraordinario dulzor.

Ambas variantes rossa proceden de Sicilia y han hecho de esta isla la región más productora de cítricos de Italia, con más del 55 % de la producción de naranjas. Pero también Sicilia acoge a la naranja de Ribera, una reconocida variedad de las Navel.

Marruecos, Egipto y Sudáfrica, naranjas africanas

Naranjas africanas

El continente africano alberga algunos grandes productores de naranjas. En la zona del Mediterráneo sur, destacan Marruecos y Egipto, con larga tradición. Los cultivadores de cítricos marroquíes producen una variante de la Sanguina denominada Washington que sobresale por dulzor y cantidad de zumo. También producen naranjas de tipo Navel y, dentro del grupo de las blancas, la variedad Salustiana.

Por su parte, Egipto es uno de los grandes productores del mundo y también cosecha mucha fruta del tipo Nave’. Más o menos el 60 % de sus plantaciones corresponde a esta variedad. Sin embargo, el país de los faraones también cultiva Valencia y otras variantes locales, como las Baladi, Khalily y Sukkari.

Miles de kilómetros al sur, en un mundo totalmente diferente, Sudáfrica también cultiva muchas naranjas. Como en otros países productores, el grupo de las Blancas, tan apreciado por su zumo, ocupa mucho espacio. Sin embargo, han desarrollado algunas naranjas Navel muy competitivas, como las Cambria, que ya se cultivan en regiones mediterráneas. Es fácil de pelar, dulce y con más zumo que la mayoría de las Navel.

Brasil y Argentina, naranjas del Cono Sur

variedad naranjas blancas

Al otro lado del Atlántico, en el Cono Sur, destacan como productores Argentina y Brasil. En el norte de Argentina, en las zonas más cálidas, se dan bien naranjas del tipo Navel, y variedades como Hamlin, Pineapple o Robertson. Pero también se produce mucha naranja de tipo Valencia o Blancas que, sobre todo, se dedican a la exportación. Las variedades que más se han extendido son las de Midnight y las Salustianas.

Los brasileños, con muchas más zonas cultivables, son uno de los países con mayor producción y también uno de los principales exportadores. El país lusófono produce sobre todo naranja para zumo, especialmente del grupo de las Blancas. Sus frutas compiten a gran nivel internacional y están presentes en muchos mercados, especialmente europeos. Por cierto, en Brasil apareció la mutación que dio origen al grupo Navel, caracterizadas por ese ombligo que comentábamos antes.

Estados Unidos: el gran productor de naranjas para zumo

Naranjas navel

Con las Navel acaba nuestro viaje por el mapa de las naranjas. Y lo hace en Estados Unidos, cuyos técnicos descubrieron las Navel en Brasil y las cultivaron en Norteamérica. Hoy, Estados Unidos es otro gran productor y tiene en el estado de California su principal feudo naranjero.

Allí se cultivan varios millones de toneladas de naranjas cada año, especialmente Navel y Valencia, porque Estados Unidos es uno de los grandes procesadores de naranjas para zumo. Pero también se cosechan del tipo Sanguina y algunas otras variantes menores.

Hoy en día es sencillo comprar naranjas online y hacer este recorrido por las naranjas internacionales. Sean de la variedad que sean, lo importante es disfrutar una de las frutas más ricas y saludables.

imagen