El salmón a la naranja es uno de los platos más fáciles de preparar y, posiblemente, uno de los más saludables. A continuación, te comentamos diversas formas de prepararlo para que consigas sorprender a tus comensales con una receta tan deliciosa como apropiada para todas las edades.

Receta de salmón a la naranja

Salmón a la naranja

Hay diversas formas de preparar la receta aunque de entre todas las versiones posibles destaca la siguiente.

Ingredientes

· Medio kilogramo de salmón cortado en dados

· 2 naranjas valencia

· Medio limón

· 1 cucharada de azúcar

· 1 cucharada de harina

· Perejil

· Sal

· Pimienta

Salmón a la naranja es una receta más fácil de lo que parece. Te contamos todas sus variantes y sus propiedades nutricionales para que la prepares en casa Clic para tuitear

Elaboración

View post on imgur.com

· Debes comenzar salpimentando el salmón y pasándolo por harina para que su sellado sea mucho más eficiente.

· Exprime las naranjas y el medio limón y pon el zumo en una sartén a fuego lento para que se vaya cuajando.

· Sofríe el salmón ligeramente para conseguir que sus jugos se queden en el interior de cada dado.

· Añade la salsa anterior y mueve ligeramente para conseguir que los sabores se mezclen de forma progresiva.

· Retira del fuego y añade un puñado de perejil picado en el último momento. Sirve inmediatamente.

Salmón a la naranja con Thermomix

Thermomix

Esta variante es más que recomendable para sacarle el máximo partido posible a tu robot de cocina.

Ingredientes

· 120 gramos de cebolla

· 30 gramos de aceite de oliva

· Espárragos verdes al gusto

· 20 gr. de Grand Marnier o Cointreau

· 120 grs. de zumo de naranjas online recién exprimido

· 30 grs. de agua mineral

· 1 cucharadita de azúcar

·1 cucharadita de vinagre

· Media cucharadita de sal

·Un poco de pimienta negra recién molida

· 600 gramos de salmón cortado en dados previamente salpimentado

· Medio puerro en juliana previamente frito

Elaboración

Salmón con naranja en thermomix

· Comienza colocando la cebolla en el vaso de tu Thermomix, velocidad cinco y cuatro segundos serán suficientes para trocearla correctamente. Usa una lengua para bajar la cebolla hacia la zona de la cuchilla.

· Añade el aceite. Pon los espárragos en el cesto e intróducelos en el vaso. 10 minutos, temperatura varoma y velocidad uno.

· Es el momento de añadir el Cointreau, 1 minuto, varoma y velocidad uno. No uses el cubilete superior para favorecer la evaporación del alcohol.

· Retira el cestillo y añade el resto de ingredientes salvo el salmón. Cierra con el cestillo y añade el salmón y el aceite. 11 minutos, temperatura varoma y velocidad uno.

· Se retira el salmón y se sirve en una fuente.  Tritura la salsa durante un minuto a velocidad cinco, siete y diez.

· Vierte la salsa sobre el salmón y decora con el puerro frito y con los espárragos. Si quieres, añade un poco de aceite de oliva y algo de sal. Sirve el plato siempre caliente para conseguir que la fusión de los sabores sea mucho más apropiada.

Otras variantes de esta receta

La mayoría de las recetas se caracterizan por tener la misma base si bien también se puede preparar teniendo en cuenta las siguientes variantes:

· Usa lomos de salmón en lugar de dados. Te quedará mucho más jugoso y será un plato más adecuado para degustar toda su esencia.

· También puedes añadir un poco de miel a la salsa si quieres crear un contraste de sabores tan adecuado como recomendable.

· En lugar de hacerlo a la plancha o en la Thermomix, es posible preparar la salsa de la forma arriba explicada y añadírsela a dos filetes de salmón que hayan estado en el horno a 180 grados durante 8 minutos.

· La guarnición del plato puede hacerse al gusto del comensal. Admite todo tipo de verduras e incluso un ligero toque asiático en forma de anacardos o cacahuetes rallados.

·Si te gusta asar el salmón durante más tiempo también puedes hacerlo. Para esta opción se recomienda añadir unas hojas de gelatina neutra a la salsa para que quede mucho más consistente.

· Si lo que deseas es ligar una salsa mucho más suave evitando así los contrastes gustativos, apuesta por añadir un poco de nata y ligar la salsa a fuego muy bajo. El resultado te sorprenderá.

Propiedades nutricionales

Salmón al horno con salsa de naranja

Lo comentábamos al principio y lo confirman los nutricionistas. El salmón a la naranja es un plato muy equilibrado en el que coinciden una serie de nutrientes esenciales para el organismo. Destaca por:

Ser un plato hipocalórico que aporta unas 250 calorías si no se le añade nata a la salsa. La receta es, por lo tanto, idónea para ti si estás haciendo una dieta de adelgazamiento.

El salmón contiene unos cuatro gramos de grasa que ayuda al colesterol bueno a mejorar tu salud cardiovascular. Además, su contenido en Omega 3 es idóneo para proteger a tus arterias de cualquier tipo de problema.

Naranjas españolas

La naranja le aporta al plato nueve gramos de carbohidratos, tres de fibra y nueve de fructosa. La energía es indispensable para poder afrontar tu día a día de forma más adecuada. También contiene vitaminas A, C, calcio y hierro. El salmón es rico en vitamina B3 y completa el aporte vitamínico del plato.

Así, la receta es tan completa como recomendable para todos aquellos que quieran comer de forma saludable y que deseen convertir esta receta casi en una manera natural de ingerir una medicina más que recomendable para fortalecer el sistema inmunológico y protegerlo ante la aparición de posibles enfermedades.

Como habrás comprobado, el salmón y la naranja no solo coinciden en el color sino también en sus cualidades para que tu salud mejore sensiblemente. Si eres de los que piensa que el pescado no te puede ofrecer las mismas sensaciones que la carne o quizá de los que no te fías demasiado de la combinación de la naranja con el salmón, atrévete a preparar esta receta.

Así que ya sabes, a comprar naranjas online, si son naranjas de Valencia mejor que mejor, y a poner en marcha tu inventiva para, partiendo de la base que te acabamos de explicar, crear tu propia, y magistral, receta de salmón a la naranja. ¿Te animas a probar? ¿No te apetece sorprender a tus comensales con una receta tan deliciosa? ¡Tus comensales te lo agradecerán eternamente!

imagen