Empezamos nuestra venta de naranjas, mandarinas, caquis y granadas

Es siempre con emoción, y con algo de inquietud, que se emprende una aventura nueva. Tanto más si tenemos en cuenta la lejanía que hay entre estos mundos modernos de Internet y las nuevas tecnologías y todo aquello a lo que en nuestra familia nos hemos dedicado siempre, como es el cuidado del campo, el amor por los árboles y por sus frutos, la siempre presente atención al clima y a sus variaciones, si llueve, si hace sol, si hace calor o frío. Aunque, quizás, no sean mundos tan alejados.

Tanto más si tenemos en cuenta aquello que, en nuestro caso, los une, que es el hecho de permitirnos acercar a su mesa, directamente desde el campo, fruta fresca de Valencia, gracias a la venta on-line.

Hace mucho tiempo que somos conscientes de la gran diferencia que existe entre la fruta recién recolectada y la fruta según llega y se consume en las grandes ciudades, y esto no sólo en sabor, sino también en nutrientes, en vitaminas y, en resumen, en salud. Amigos nuestros, cuando han probado una naranja de Valencia o alguna otra fruta de la que tenemos en nuestros campos, a pie del árbol, o también cuando se la hemos hecho llegar nosotros como regalo, nos han confesado algo que nosotros ya sabíamos: la gran diferencia existente entre una naranja fresca, sin los tratamientos químicos, las cámaras frigoríficas, los almacenes, y las muchas manos por las que es por desgracia normal que pase una naranja, y las naranjas que ellos habían tenido ocasión de consumir.

Por desgracia, incluso gente consciente de la importancia de una alimentación saludable, y de lo esencial que es en la misma el consumo de fruta fresca, con todas sus propiedades intactas, tiene grandes dificultades en encontrar dichos frutos en una gran ciudad. Es ahí donde entramos nosotros, y donde la venta a domicilio de naranja y otras frutas a través de Internet nos facilita hacerle llegar nuestra cosecha, que sabemos que no sólo le será saludable, sino también llena de sabor.

Naranjas Mirador crece online

Ilusión también porque toda nueva aventura que se emprende, sin duda alguna, lleva a descubrir nuevos mundos, a aprender cosas que se desconocían, a forzarse a ser mejores. Nosotros conocemos muy bien nuestras cosechas, y todas sus buenas cualidades, pero ahora nos falta algo tan, o incluso más, importante: el conocerles a ustedes. Queremos asegurarles que lo que nos mueve en este nuevo emprendimiento desde el principio es una voluntad de cercanía y disponibilidad. No hay cosa que podamos agradecer más que aprender de sus opiniones, ya sean laudatorias o críticas, de sus recomendaciones, de sus quejas o alabanzas.

Para ello, con la salvedad de nuestras horas de descanso, están siempre abiertas para ustedes distintas vías con las que podrán contactar con nosotros: telefónica, por Whatsapp, o por correo electrónico. Esperamos que alrededor de esta página no se establezcan sólo relaciones comerciales, sino una relación de calidez humana con nuestros clientes. Estaremos siempre a su disposición y esperamos poder absorber todo aquello que tienen que enseñarnos.