Todos sabemos los increíbles beneficios que tiene comer naranjas. El cítrico rey de la vitamina C y de la jugosidad. La fruta más saludable y atractiva que previene enfermedades, la que juega a favor del sistema inmunológico y, por si fuera poco, nos encontramos en la mejor tierra de naranjas. El lugar del planeta donde se cultivan las naranjas más dulces y jugosas. Sin embargo, y como pasa con todo, la naranja tiene un contra. Solo uno: pelar esta fruta. Conseguir mondar las naranjas sin dañar las piezas o sin provocar pérdidas de zumo con las uñas parece misión imposible. Sin embargo, toma nota porque pelarla es fácil si sabes cómo. Atento al truco para pelar naranjas.

Aunque entre todos los métodos existe uno de veras sencillo a la par que sorprendente, vamos a contarte todos los que sabemos para que el olor a cítrico o la dificultad no te echen para atrás a la hora de comer esta fruta, máxime aun cuando comprar naranjas online está más de moda que nunca puesto que nunca antes había sido tan fácil llevar las naranjas de la huerta valenciana hasta tu mesa en un solo clic.

 

20 segundos en el microondas y et voilá, aquí el truco para pelar naranjas

Como lo oyes: mete la naranja en el microondas no más de un tiempo que puede oscilar entre los 20 y los 30 segundos. Nada de pasarse pues la piel de la naranja es altamente inflamable por su propia composición. Hay que calentar sin llegar a que la piel arda.

Una vez fuera del microondas, deja que se enfríe. Una vez enfriada la piel notarás que quitarla será una cuestión como coser y cantar. Además, ese tiempo en el microondas impedirá que la carne de la naranja llegue a cocinarse que también es de lo que se trata: de calentar la piel sin que el calor afecte al propio fruto.
De no tener microondas, vayamos al plan B

En el caso de que no tengas microondas, que no cunda el pánico. Tenemos plan B para pelar la naranja y no tener que renunciar a una de las mayores fuentes naturales de Vitamina C que puedan existir. Muy fácil, solo necesitarás un cuchillo y nada de destreza.

Tumba la naranja de manera que los polos queden tumbados y puedan ser cortados como si de un melón se tratara. Una vez que hemos cortado las tapas o los polos del fruto, corta de un polo al otro de manera vertical. Haz tres o cuatro cortes de forma que podrás extraer la piel de los propios gajos de la manera más sencilla que hayas podido imaginar jamás.

De esta manera, pelar la naranja será de lo más sencillo sin tener que mancharte las manos y sin desperdiciar ni una sola gota de esa naranja.

El truco de la media naranja

Que nada te aleje de los beneficios de comer naranjas. Que nada de amargue el fruto y mucho menos que la culpa sea de la tarea de pelar. Así, si no tienes microondas o no te atreves con los gajos, vayamos al truco de la media naranja.

Como si del Ecuador se tratara, corta con un cuchillo esta línea en la mitad del fruto, partiendo por la mitad la cáscara sin dañar la carne. No necesitarás más que los dedos para separar la cáscara de la carne. Fácil si comienzas a meter las yemas en el borde. Si no usas las uñas, no tendrás por qué mancharte de zumo. Usa las yemas para que esta manera de pelar sea sencilla, pero sobre todo limpia.

naranjas partidas

La misma técnica usando una cuchara

Cortando de la misma manera la naranja, como si estuvieras dibujando con el cuchillo el Ecuador de la circunferencia, en lugar de los dedos puedes usar una cuchara.

Introduciendo la parte trasera de una cuchara podrás separar la cáscara de la pulpa de la naranja. Una manera sencilla de desprender la cáscara. Eso sí, primero retira una parte y luego la de la otra mitad.

View post on imgur.com

Introducir la naranja en agua hirviendo, otro de los métodos

Debes saber que para algunos pelar naranjas significa además de retirar la cáscara, quitar la parte blanca a la pulpa del fruto. Para ello no solo puedes hacerlo con un cuchillo, también puedes recurrir al método del agua hirviendo. Una manera de quitar la piel blanca, eso sí previa retirada de la cáscara con el método que prefieras.

Introducir la naranja sin cáscara en agua hirviendo durante unos minutos es una manera de conseguir una naranja completamente limpia, una manera de preparar el fruto más delicadamente.

No obstante, debes saber que aunque esta metodología se emplea para la preparación de las naranjas para determinados postres, la ingesta de esa piel blanca es otro aporte de vitaminas extra y algo que no interfiere en el sabor de la propia fruta.

Elijas el método que elijas, debes saber que la naranja es una de las frutas más populares en nuestra gastronomía y fuera de nuestras fronteras, a tenor de los datos de consumo y de las exportaciones. Rica en vitamina C, se trata de una fruta que contiene casi un 50 % de zumo, en torno a un 20 % de cáscara y un 30 % de pulpa. Datos y más datos que justifican esta popularidad.

Además de sus especificaciones alimenticias, otro de los fuertes de esta fruta son su precio, su reputación y sus excelencias estéticas. Un compendio de circunstancias que explican el por qué del protagonismo de esta fruta, seña de identidad de la Comunidad Valenciana y viceversa en particular.

Sobran pues motivos y razones por los que comer naranjas cuando, además, ya puedes elegir el truco para pelar naranjas que más te guste. Sobran los motivos por los que llevar las naranjas
a tu mesa cuando para ello solo necesitas un clic después de que exista la posibilidad de comprar naranjas online. Y no solo naranjas, sino las mejores naranjas, fuentes naturales de vitamina C, de vida, de salud y de sabor.