Porque es importante la fruta fresca

Como decíamos el otro día, en este proyecto que emprendemos no sólo nos lleva nuestro propio beneficio, sino el convencimiento de que poseemos algo que es intrínsecamente bueno, más allá de propagandas y publicidades que suelen crear falsas necesidades, y que tenemos la capacidad de hacerlo llegar a personas más allá de nuestro círculo de familiares y amigos.

Que podemos, pues, crear un vínculo de beneficio mutuo. Es por ello que insistimos y damos tanta importancia al hecho de que aquello que ofrecemos en esta plataforma de Internet son naranjas y frutos frescos, con todas sus cualidades y con todo su sabor. Pero ello conlleva otros dos compromisos. En primer lugar, al ser la fruta que nosotros le vendemos fruta que llevamos del campo a su mesa es, siempre, fruta cultivada y cosechada por nosotros.

Ello tiene como consecuencia que no podemos ofrecer todas las frutas imaginables, sino sólo aquellas que producimos en nuestros campos. Incluso si en un futuro decidiéramos comprar la cosecha de otro agricultor, por poder venderle una gama más amplia de productos, o para evitar que los nuestros se agotasen y entonces no poder servirle, siempre seríamos nosotros los que haríamos la recolección, para asegurarnos de que nuestra filosofía de llevarle la fruta del campo a la mesa no dejase de cumplirse. Pero éste no es siquiera el caso ahora y podemos asegurarle de que todo lo que le ofrecemos lo cultivamos nosotros.

clementina-valenciana-venta

Esta voluntad de venderle solamente fruta fresca tiene una segunda consecuencia. Nosotros nunca le venderemos fruta fuera de temporada. Las temporadas en el campo no tienen un plazo definido con perfecta exactitud en el calendario. Por ejemplo, nosotros, como cualquier agricultor, nos vemos en la obligación, no habiendo logrado todavía desarrollar aquello que queremos emprender ahora -la relación directa entre el productor y el consumidor final- de vender una gran mayoría de nuestra cosecha a almacenes que lo venderán a asentadores que lo volverán a vender a fruterías que se lo venderán a usted.

Como en cualquier producto, hay un ciclo de varias etapas entre el productor y el consumidor, que no tiene nada de ilícito o ilegítimo pero que, en el caso de la fruta, supone una disminución en cada paso de sabor y de cualidades, así como una probable incorporación de elementos químicos y tratamientos innecesarios en la fruta, para asegurar su conservación en un plazo largo. Pues bien, los almacenistas ya están avanzados en el proceso de recolección de las primeras variedades de mandarinas(ahora enseguida explico qué es esto de variedades), y nosotros mismos ya recogemos mandarinas para nuestro consumo personal. Esto es una cuestión de paladares. El sabor aún no es 100% el que la fruta alcanzará y aún tiene un pequeño rastro, casi imperceptible, de acidez, pero las ofrecemos ya porque la fruta ya está buena para tomar -nosotros nos la comemos- y puede haber quien no necesite o quiera esperar hasta finales de Septiembre u Octubre.

Importancia de la fruta de temporada

Consumir fruta dentro de su temporada es importante porque toda la fruta que usted pueda consumir fuera de su temporada respectiva va a ser fruta que ha sido mantenida en cámaras frigoríficas para poder venderla en un momento en el que la fruta ya no se está cosechando, o cuando resulta conveniente al comerciante dados los altibajos del mercado. Ahora bien, la temporada de un fruto puede ser más o menos larga, mientras que el fruto en el árbol sólo puede estar unas pocas semanas antes de madurar demasiado. ¿A qué se debe esta diferencia? A la existencia de las variedades arriba mencionadas. Quizás por la cultura etnológica está idea esté maś clara en el vino, que se sabe que procede de distintas variedades de uva. Pues bien, esto sucede en todas las variedades de fruta. A lo largo del año van sucediéndose distintas variedades, que pueden distinguirse por ser más o menos dulces, o tener más o menos zumo, o tener la piel más o menos rugosa. Por razones de sencillez expositiva no distinguimos todas las variedades a la hora de ofrecerle fruta, pero le garantizamos recoger para usted siempre la mejor que haya en el momento, y, en caso de que usted tenga una variedad favorita que se esté recogiendo o se pueda recoger, y nos lo indique, enviarle su fruta recolectada de esa variedad, y no de otra.

Eso sí, recuerde la importancia de que la fruta sea siempre de temporada. Aquello de “Naranjas en Agosto y uvas en Abril” puede quedar muy bien en una canción pero no es garantía de tomar la fruta en las mejores condiciones, más bien lo contrario.

 

comprar-naranja-online